¿Valora su Compañía Correctamente sus Pasivos desde una Perspectiva Financiera? | Pascual López

¿Valora su Compañía Correctamente sus Pasivos desde una Perspectiva Financiera?

Hola a todos:

Como continuación al post que escribí recientemente sobre la valoración de los activos desde una perspectiva financiera, nace este otro, pero ahora desde el punto de vista del pasivo, completando por tanto mi visión sobre el criterio de valoración tanto de activo como de pasivo desde una perspectiva financiera.

Durante las últimas semanas, algunos compañeros me han trasladado sus inquietudes relacionadas con cuestiones analizadas en ambos post, que me parece interesante compartir y resolver pues curiosamente gran parte de estas inquietudes suelen ser coincidentes.

En primer lugar, se tiende a no valorar correctamente ni activos ni pasivos financieros, no solo en alusión al principio contable de importancia relativa, sino también por temor a desviarse de la forma frente al fondo de las operaciones, debiéndose operar justamente al contrario, prevaleciendo el fondo sobre la forma.

Pues bien, en este supuesto el legislador español en convergencia con las NIIF viene a señalar una serie de características que debe de cumplir la información financiera, pues los auditores en ningún caso son auditores fiscales, por tanto no deberían de preocuparse por la situación fiscal de la compañía, sino por la situación financiera de la compañía, no debiendo obviar lo reseñado en el marco conceptual de la contabilidad, y es que en primer lugar la contabilidad tiene que ser útil para todos los agentes económicos que intervienen en el proceso, fundamentalmente para tu aliado, esto es, tu acreedor comercial o financiero, tu proveedor nacional o internacional, que en un mundo global en época de crisis cada vez en la pequeña y mediana empresa empieza a tener más peso frente al nacional si pretendemos ser competitivos.

Por tanto, si queremos ser competitivos, debemos de  manifestarnos en características tales como la fiabilidad, relevancia y comparabilidad en la información financiera, debiendo de presentar unos estados financieros que eliminen todo tipo de sesgo o error, prevaleciendo el fondo financiero frente a la forma.

La inmensa mayoría de los estados financieros de pequeñas y medianas empresas españolas a los que me he enfrentado, están plagados de sesgos o errores, pues utilizan criterios de valoración fiscales y normas de valoración fiscales que para nada tienen que ver con lo propugnado en el PGC, debiendo la contabilidad transmitir el fiel reflejo de la situación patrimonial desde el balance y del rendimiento patrimonial desde la cuenta de resultados, prestándole especial importancia a lo propugnado por la NIC 7 en relación a la corriente de flujos de efectivo de la compañía como elemento que transmite solvencia, seguridad y tranquilidad al mercado.

Desde el año 2009 al 2014 la empresa española ha vivido una época de crisis sin precedentes, con una falta de liquidez brutal, restándose importancia a su situación fiscal, pues durante este tiempo el fraude no ha consistido en incrementar gasto, sino en incrementar ingresos que no eran convertibles en flujos de efectivo ni hoy ni nunca, haciéndole ver a las entidades financieras que en la cuenta de resultados aparecían más ingresos de los que realmente había para poder obtener financiación ajena.

Este problema ha llevado a muchas empresas a replantearse y a tratar en la medida de lo posible de reflejar su situación financiera tal como es, de acuerdo con la norma contable, tratando de aceptar el criterio de valor razonable, mejorando imagen, en lugar de utilizar el coste histórico como elemento preferente a la hora de registrar activos y en relación a los pasivos por su valor nominal, registral o jurídico, equivocándonos a través de un principio contable mal utilizado de importancia relativa.

Pues me van a disculpar, pero la importancia relativa de contabilizar las operaciones por el valor nominal, difiere y mucho, de contabilizarlas por el valor razonable.

El legislador, recientemente, estimando que las empresas durante el ejercicio 2015 y siguientes pudieran presentar resultados positivos, emite la Resolución del ICAC de 09 de Febrero de 2016, por la que se desarrollan las normas de registro, valoración y elaboración de las cuentas anuales para la contabilización del impuesto sobre beneficios, con fecha de entrada en vigor el 01 de Enero de 2015.

¿Cuál es el problema?

Pues que mucha gente ignora la NRV 13, ignorando la existencia del total de ingresos y gastos reconocidos y se sigue contabilizando el impuesto sobre beneficios desde la cuenta de resultados, no mostrando la imagen fiel de la situación patrimonial.

Por tanto, si queremos mostrar el fiel reflejo de la situación patrimonial desde el activo y desde el pasivo, tendremos que utilizar los criterios de valor contable que me exige el marco conceptual del plan general de contabilidad y tengo que utilizar las normas de registro y valoración que me exige el plan general de contabilidad.

Si por ejemplo en una provisión por desmantelamiento, obvio que tengo que actualizar el valor de la estimación de flujos de caja que en el futuro tengo la obligación de pagar a un tercero y que esto como obligación es una provisión, tendré un problema importante de cara a futuro.

¿Qué se viene haciendo habitualmente y erróneamente en estos supuestos?

Se provisiona por el total, sabiendo que no es fiscalmente deducible, ocasionando un sesgo contable, pues la diferencia temporaria deducible que se tiene que contabilizar, es errónea.

En otros casos, hay gente que incluso ni provisiona al no ser fiscalmente deducible, error flagrante incumpliendo la NRV 2.

Ocho años después de la entrada en vigor del nuevo PGC, entiendo que esto ya no debería de ser una revolución, pero el motivo que me lleva a publicar este post, es que después de lo que vengo observando en multitud de empresas, parece ser que aún el personal no se ha enterado de ello, haciendo que prime el socorrido principio de importancia relativa.

Tener mal valorado el pasivo, tanto a corto como a largo plazo, teniéndolo frecuentemente valorado por un valor superior a la deuda que financieramente se debería de reconocer, por haber reconocido el pasivo en base al cuadro de amortización facilitado por la entidad financiera, no debería de ser un hecho poco significativo o relevante en compañías apalancadas que dependen de financiación externa para dar continuidad a su actividad. 

Hasta ahora la Agencia Tributaria, cierto es, no ha entrado hasta el fondo del asunto, pues tras estos años de profunda crisis, eran numerosas las empresas en pérdidas, pero de ahora en adelante, cuando se prevé que comience a cambiar el ciclo económico para mejor, es más que probable que la propia Agencia Tributaria se preocupe más del fondo que de la forma, pues como se observe que la imputación de ingresos o deducción de gastos no sea la correcta de acuerdo a la norma contable, podríamos estar en la tesitura de que no se permita la deducibilidad de ese gasto por el lado del pasivo financiero y se exija la imputación del ingreso por el lado del activo financiero de acuerdo con la norma contable.

A continuación, veremos varios casos prácticos que nos ayudarán a comprender mejor la casuística, algunos de ellos atípicos.

Supuesto 1: Leasing con cuotas pospagables.-

LEASING DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL PASIVO CONFORME A LA NRV 8 QUE CONVERGE CON LA NIC 17.-

He ido al mercado y comprar una máquina me cuesta 33.000 € y adaptarla a mi empresa me cuesta 1.000 € más, en total 34.000 €.

Un acreedor financiero estaría interesado en comprarla y cedérmela a cambio de cinco pagos de 8.000 € con fecha de vencimiento 31/12 mas una opción de compra de 5.000 €.

Por tanto, podríamos estar ante alguno de estos supuestos:

-       El propietario legal del bien me transmite la propiedad legal a la finalización del contrato (no es el caso).

-       En el contrato existe una cláusula que posibilita una posible opción de compra. (no obligación, sino un derecho que ejecutaré salvo prueba en contrario).

En este supuesto, nos deberíamos Preocupar del fondo y no de la forma.

El activo que yo reconozco en el balance, sin ser el propietario legal del mismo, lo registro como tal, en tanto en cuanto yo asumo el control del bien. Cuando el arrendador me transfiere el control del bien (uso, disfrute y riesgos derivados del mismo) yo puedo registrar en el balance de la compañía en el activo, dada la naturaleza material o intangible, el bien en cuestión que me está financiando el propietario.

Desde el punto de vista del pasivo, el PGC a través de la NRV 8 me dice: Se contabilizará por el menor de 2 valores, bien por su valor razonable en el momento de la compra, bien por el valor actual de los flujos de caja que te obligas a satisfacerle al acreedor financiero a lo largo de la vida del leasing más la opción de compra.

De tal manera que si el activo se valora en el balance por X las deudas se valoran en el pasivo del balance por X.

MENOR DE 2 VALORES:

1º Valor razonable activo (Valor efectivo de la contraprestación entregada + todos los gastos hasta que el activo entre en funcionamiento).

En nuestro caso 34.000 €

2º Valor Actual que supone financiar esa máquina a través de leasing pagando las cuotas a vencimiento indicadas anteriormente, sabiendo que el banco cargará el 12% de interés.

En nuestro caso:

Valor Actual = C x (1 + i) ^-1 + C x (1+i)^-2 + C x (1+i)^-3 + C x (1+i)^-4+ C + OC x (1+i)^-5 = 31.675 € + 1.000 € de gastos de puesta en funcionamiento no financiados = 32.675 €

 

01-01-X1

32.675   Maquinaria

a  Acreedor a L/P por Leasing   27.476

a  Acreedor a C/P por Leasing   4.199

a  Bancos                                  1.000

 

31-12-X1

31.675 € x 12% = 3.801 €

3.801    Intereses a C/P Leasing

4.199    Acreedor a C/P Leasing

a  Banco   8.000

31-12-X1

 

3.267,5   Amortización Inmovilizado Material (32.675/10 años)

a  Amortización Acumulada del Inmovilizado Material  3.267,5

 

31-12-X1 

4.703    Acreedor a L/P por Leasing

a  Acreedor a C/P por Leasing  4.703

 

31-12-X2 

27.476 € x 12% = 3.297 €

3.297   Intereses a C/P Leasing

4.703   Acreedor a C/P Leasing

a  Banco    8.000 

31-12-X2 

3.267,5    Amortización Inmovilizado Material (32.675/10 años)

a  Amortización Acumulada del Inmov. Material   3.267,5

31-12-X2 

5.267    Acreedor a L/P por Leasing

a  Acreedor a C/P por Leasing  5.267

 

31-12-X3

 22.773 € x 12% = 2.733 €

2.733    Intereses a C/P Leasing

5.267    Acreedor a C/P Leasing

a  Banco    8.000

31-12-X3

 

3.267,5    Amortización Inmovilizado Material (32.675/10 años)

a  Amortización Acumulada del Inmov. Material    3.267,5

 

31-12-X3

5.899    Acreedor a L/P por Leasing

a  Acreedor a C/P por Leasing    5.899

31-12-X4 

17.506 € x 12% = 2.101 €

2.101  Intereses a C/P Leasing

5.899  Acreedor a C/P Leasing

a  Banco    8.000

31-12-X4

3.267,5    Amortización Inmovilizado Material (32.675/10 años)

a  Amortización Acumulada del Inmov. Material    3.267,5

 

31-12-X4 

11.607    Acreedor a L/P por Leasing

a  Acreedor a C/P por Leasing   11.607

 

31-12-X5 

11.607 € x 12% = 1.393 € 

1.393    Intereses a C/P Leasing

11.607  Acreedor a C/P Leasing

a  Banco    13.000

31-12-X5

3.267,5    Amortización Inmovilizado Material (32.675/10 años)

a  Amortización Acumulada del Inmov. Material      3.267,5

Este supuesto, goza de una especial particularidad, y es que normalmente las entidades financieras no suelen fiarse de nuestra solvencia, pues lo que quieren es no correr el riesgo de quedarse con nuestra maquinaria, por tanto habitualmente en España se financian activos que en el supuesto de declararse la empresa arrendataria insolvente a pesar de afirmar que asumen todos los riesgos, pasen nuevamente a manos del arrendador y le quede valor residual, vida útil y puedan ser fácilmente transferidos en el mercado secundario.

Para evitar riesgos mayores, las entidades financieras tratan de que al menos en el momento inicial se pague la primera cuota, de tal manera, que lo normal, tanto en los leasing como en los renting, es que se financien como rentas que son, mediante un sistema de amortización alemán.

En el caso de cuotas prepagables, para su cálculo procederíamos de la siguiente forma:

Valor Nominal = C x ( 1- (1 + i) ^-n / i ) x (1+i)

 

Supuesto 2: Préstamo con Carencia Parcial.-

La entidad C2A solicita un préstamo 400.000 € con una duración de 7 años y 2 años de carencia principal.

Se abona a vencimiento, el coste efectivo remanente (Cer) es del 8 %; TAE 8,3755; Comisión de apertura 1,5 %; otros gastos 5.200 €.

Cálculo de la cuota (Teniendo en cuenta la Carencia)

Valor Nominal = C x (1- (1 + i) ^- [n – p] / i)

400.000 = C x (1- (1 + 0,08) ^- [7 – 2] / 0,08)

C = 100.182 €

Tabla entidad financiera:

Fecha

Cuota

Gasto

Amort.

Nominal

1-1-X1

—-

—-

—-

400.000

31-12-X1

32.000

32.000

—-

400.000

31-12-X2

32.000

32.000

—-

400.000

31-12-X3

100.182

32.000

68.182

331.818

31-12-X4

100.182

26.545

73.637

258.181

31-12-X5

100.182

20.654

79.528

178.653

31-12-X6

100.182

14.292

85.890

92.763

31-12-X7

100.182

7.419

92.763

—-

 01-01-X1

CONTABILIZACIÓN PRESTAMO

388.800    Bancos (V. Razonable Recibido= 400.000-6.000-5.200)

a  Deudas a L/P    388.800  

 

En valoración posterior, aplicaré el criterio del coste amortizado y calcularé el tipo de interés efectivo:

388.800 = 32.000 x (1- (1 + i) ^-2 / i) + 100.182 x (1- (1 + i) ^-5 / i) x (1 + i) ^-2

ief = 8,706 %

31-12-X1

VALORACIÓN POSTERIOR

33.849    Interés de la Deuda (388.800 x 8,706%)

a  Bancos              32.000

a  Deudas a L/P     1.849

31-12-X2

34.010    Interés de la Deuda (390.649 x 8,706%)

a  Bancos              32.000

a  Deudas a L/P     2.010   

31-12-X2

65.997    Deudas a L/P

a  Deudas a C/P    65.997

31-12-X3

34.185    Interés de la Deuda

65.997    Deudas a C/P

a  Bancos    100.182

 

31-12-X3

71.743    Deudas a L/P

a  Deudas a C/P    71.743

31-12-X4

28.439    Interés de la Deuda (326.662 x 8,706%)

71.743    Deudas a C/P

a  Bancos    100.182

 

31-12-X4

77.989    Deudas a L/P

a  Deudas a C/P    77.989

31-12-X5

22.193    Interés de la Deuda (254.919 x 8,706%)

77.989    Deudas a C/P

a  Bancos    100.182

 

31-12-X5

84.778    Deudas a L/P

a  Deudas a C/P    84.778

 31-12-X6

15.404    Interés de la Deuda (176.930 x 8,706%)

84.778    Deudas a C/P

a  Bancos    100.182

31-12-X6

92.152    Deudas a L/P

a  Deudas a C/P    92.152   

 

31-12-X7

8.030    Interés de la Deuda (92.152 x 8,706%)

92.152   Deudas a C/P

a  Bancos    100.182

 

Supuesto 3: Préstamo con Carencia y Subvención de Intereses. Tipo 0.-

La entidad C3B obtiene en fecha 01 de julio de 2016 un préstamo por importe de 630.000 € de valor nominal, siendo las características del préstamo las siguientes:

Tipo de interés nominal = 8,25%

Carencia Total 4 primeras cuotas.

Frecuencia = Semestral

Duración 9 años = 18 semestres

Gastos formalización = 5000 €

Tabla entidad financiera:

Semestres

Cuota Semestral

Interés Semestral

Amort. Semestral

Nominal Semestral

0

—-

—-

—-

630.000

1

—-

—-

—-

630.000

2

—-

—-

—-

630.000

3

—-

—-

—-

630.000

4

—-

—-

—-

630.000

5

45.000

—-

45.000

585.000

6

45.000

—-

45.000

540.000

7

45.000

—-

45.000

495.000

8

45.000

—-

45.000

450.000

9

45.000

—-

45.000

405.000

10

45.000

—-

45.000

360.000

11

45.000

—-

45.000

315.000

12

45.000

—-

45.000

270.000

13

45.000

—-

45.000

225.000

14

45.000

—-

45.000

180.000

15

45.000

—-

45.000

135.000

16

45.000

—-

45.000

90.000

17

45.000

—-

45.000

45.000

18

45.000

—-

45.000

—-

Tengo que tener en cuenta que los gastos del préstamo están subvencionados.

El hecho de que haya una subvención de intereses y el préstamo sea a tipo cero, no significa que mediante la aplicación del criterio del coste amortizado, no se devengue y no haya que contabilizar un interés de mercado, siendo este el interés que a mí me cobraría una entidad financiera en el mercado si suscribiera un préstamo de 630.000 € durante 9 años con cuotas semestrales.

Por tanto se ha estimado un interés de mercado para las condiciones de este cliente de un 8,25% de interés nominal. Al tratarse de un préstamo con frecuencia semestral el tipo de interés nominal semestral sería 8,25% / 2 = 4,125 %

Valor Actual en el 4º semestre:

V. Actual = 45.000 x (1- (1 + 0,04125) ^-14 / 0,04125) = 471.441,8294

Este es el valor actual en el 4º semestre, pero lo quiero en el instante inicial, por tanto:

471.441,8294 x (1 + 0,04125) ^-4 = 401.058,8052

Valoración inicial del préstamo teniendo en cuenta los gastos de formalización:

401.058,8052 – 5.000 = 396.058,8052

Una vez que el préstamo está valorado a valor razonable, calculo el tipo de interés efectivo semestral:

396.058,8052 = 45.000 x (1- (1 + i) ^-14 / i) =  4,2456 % semestral

Semestres

Cuota Semestral

Interés Semestral

Amort. Semestral

Coste Amortizado

0

—-

—-

—-

396.058,81

1

—-

16.815,07

—-

412.873,88

2

—-

17.528,97

—-

430.402,85

3

—-

18.273,18

—-

448.676,03

4

—-

19.048,99

—-

467.725,02

5

45.000

19.857,73

25.142,27

442.582,75

6

45.000

18.790,29

26.209,71

416.373,04

7

45.000

17.677,53

27.322,47

389.050,57

8

45.000

16.517,53

28.482,47

360.568,10

9

45.000

15.308,28

29.691,72

330.876,38

10

45.000

14.047,69

30.952,31

299.924,07

11

45.000

12.733,58

32.266,42

267.657,65

12

45.000

11.363,67

33.636,33

234.021,32

13

45.000

9.935,61

35.064,39

198.956,93

14

45.000

8.446,92

36.553,08

162.403,85

15

45.000

6.895,02

38.104,98

124.298,87

16

45.000

5.277,23

39.722,77

84.576,10

17

45.000

3.590,76

41.409,24

43.166,86

18

45.000

1.833,14

43.166,86

—-

A continuación detallo propuesta de contabilización prevista para el ejercicio 2016 a título ilustrativo, de acuerdo a lo previsto en la NRV 9 y en la NRV 18

01-07-16

630.000   Bancos

a  Deudas a L/P                         396.058,81

a  (132) Otras Subvenciones      163.758,83

a  (479) Pas. Dif. Temporarias   70.182,36

 

31-12-16

16.815,07  Interés de la Deuda

a  Deudas a L/P    16.815,07

31-12-16

16.815,07    (842) Transf. Neto Pat.

a  (747) Otros Ingresos Subv.    16.815,07

31-12-16

 

5.044,52    (479) Pas. Dif. Temporarias (16.815,07 x 30%)

a  (8301) Imp. Dif.    5.044,52

31-12-16

5.044,52     (830) Impuesto S/Bº

11.770,55   (132) Otras Subvenciones Of.

a  (842) Transf. Neto Pat.    16.815,07

 

Supuesto 4: Reestructuración de Deuda. Préstamo Americano.-

La sociedad A2A suscribe el 01/01/X1 un préstamo de 1.000.000 € con unos gastos de formalización del 10% sobre el nominal.

Se pagan 5 cuotas del 10% del nóminal en concepto de intereses y una última cuota (la número 5) en la que además de pagarse el interés se devuelve el nominal de 1.000.000 €.

Fecha

Cuota

Gastos

Amortización

Valor Nominal

01/01/X1

—-

—-

—-

1.000.000

31/12/X1

100.000

100.000

—-

1.000.000

31/12/X2

100.000

100.000

—-

1.000.000

31/12/X3

100.000

100.000

—-

1.000.000

31/12/X4

100.000

100.000

—-

1.000.000

31/12/X5

1.100.000

100.000

1.000.000

—-

V. Razonable Préstamo = 1.000.000 € – 100.000 € (Gastos Formalización) = 900.000 €

El 31/12/X3 me encuentro con el problema de que no se va a poder hacer frente al pago de la deuda en X4 y en X5 y negocio una reestructuración de la deuda, pues no puedo pagar los 200.000 € de intereses y el 1.000.000 € de principal.

Supuesto A:

Negocio con el acreedor no pagar nada durante el año X4 y X5 y a fecha 31/12/X6 me comprometo a pagar 1.330.000 € por medio de un pagaré

En primer lugar, tendría que analizar si hay un cambio sustancial en las condiciones del contrato. Y el cambio sustancial nace cuando hay una diferencia de más menos el 10% en el valor razonable de un pasivo financiero frente al valor razonable del otro pasivo financiero que suscribo.

Contabilizo de acuerdo a la NRV 9 del PGC la deuda por el valor efectivo de la contraprestación recibida:

01-01-X1

900.000    Bancos

a  Deudas con entidades de Cto.    900.000

 

Tal como propugna la NRV 9 en la valoración posterior de este pasivo financiero, calculo el interés efectivo de la operación:

Valor Razonable Préstamo = C x (1- (1 + ie) ^-5 / ie) + VR (1 + ie) ^-5

ie = 12,83 %

Fecha

Cuota

Gastos

Amortización

Valor Nominal

01/01/X1

—-

—-

—-

900.000

31/12/X1

100.000

115.470

—-

915.470

31/12/X2

100.000

117.454

—-

932.924

31/12/X3

100.000

119.694

—-

952.618

31/12/X4

—-

112.028

—-

1.064.646

31/12/X5

1.100.000

100.000

1.000.000

—-

 

31-12-X1

115.470    Intereses de Deuda (900.000 x 12,83%)

a  Bancos                                       100.000

a  Deudas con entidades de Cto.    15.470

31-12-X2

117.454    Intereses de Deuda (915.470 x 12,83%)

a  Bancos                                       100.000

a  Deudas con entidades de Cto.    17.454

 

31-12-X3

119.694    Intereses de Deuda (932.924 x 12,83%)

a  Bancos                                       100.000

a  Deudas con entidades de Cto.    19.694

 

VR Préstamo = 952.618

Justo en este momento, se llega a un acuerdo de reestructuración de deuda en los términos señalados en el enunciado del supuesto A.

Atendiendo a lo dispuestos en la NRV 9 analizo si hay un cambio sustancial en las condiciones del contrato.

Si difiere en más del 10% del valor razonable de la deuda que tengo registrada en libros, tendría que dar de baja el pasivo y suscribir una nueva deuda.

Si difieren en menos del 10% del valor razonable de la deuda que tengo registrada en libros, no hay cambio sustancial en las condiciones del contrato.

Para ello, deberé igualar el valor razonable de la deuda con el valor actual del nuevo pagaré.

Valor actual del nuevo pagaré:

1.330.000 x (1+0,1283)^-3 = 925.929,41 €

952.618 – 925.929,41 = 26.688,59 € (inferior al 10% del Valor razonable de la deuda el 31/12/X3 que asciende a 952.618 €).

Luego tendré que calcular el interés efectivo de la operación nuevamente:

1.330.000 = 952.618 x (1+ie)^3 (capitalizo por esto elevo a +3) = 11,76 %

 

Fecha

Cuota

Gastos

Amortización

Valor Nominal

31/12/X3

100.000

119.694

—-

952.618

31/12/X4

—-

112.028

—-

1.064.646

31/12/X5

—-

125.202

—-

1.189.848

31/12/X6

1.330.000

140.152

1.189.848

—-

 

31-12-X4

112.028    Intereses de Deuda (952.618 x 11,76%)

a  Deudas con entidades de Cto.    112.028 

31-12-X5

125.202    Intereses de Deuda (1.064.646 x 11,76%)

a  Deudas con entidades de Cto.    125.202

31-12-X6

140.152       Intereses de Deuda (1.189.848 x 11,76%)

1.330.000    Deudas con entidades de Cto.

a  Deudas con entidades de Cto.    140.152

a  Banco                                         1.330.000

 

Supuesto B:

El acreedor es algo más duro en las condiciones que en el supuesto anterior y me indica que en la reestructuración de deuda que acepta, me debo comprometer a pagar en fecha 31/12/X6 1.660.000 € por medio de un pagaré.

Procedo nuevamente al igual que en el supuesto A a igualar el valor razonable de la deuda con el valor actual del nuevo pagaré, para determinar si existe cambio sustancial en el contrato.

Valor actual del nuevo pagaré:

1.660.000 x (1+0,1283)^-3 = 1.155.671,29 €

1.155.671,29 – 952.618 = 203.053,29 € (superior al 10% del Valor razonable de la deuda el 31/12/X3 que asciende a 952.618 €).

Al existir cambio sustancial en las condiciones del contrato, tendría que dar de baja la antigua deuda y dar de alta la nueva deuda.

31-12-X4

952.618         Deudas con entidades de Cto.

203.053,29    PYG (asumo pérdidas)

a  Deudas con entidades de Cto.    1.155.671,29

 

Como han cambiado sustancialmente las condiciones del contrato, calculo el valor actual del préstamo ahora a tipo de interés del 10% del nuevo contrato.

Valor Actual = 1.660.000 x (1+0,10)^-3 = 1.247.182,57 €

Fecha

Cuota

Gastos

Amortización

Valor Nominal

31/12/X3

—-

—-

—-

1.247.182,6

31/12/X4

—-

124.718,26

—-

1.371.900

31/12/X5

—-

137.190

—-

1.509.091

31/12/X6

1.660.000

150.909

1.189.848

—-

Con estos nuevos ejemplos, intento de allanar el terreno en esta materia que a pesar de ser poco novedosa, pues se debería de estar aplicando desde hace ya 8 años, aún sigue siendo objeto de desconocimiento y debate en multitud de pequeñas y medianas empresas.

Por ello animo a tener especial celo con estas cuestiones, pues a la vista del collar así es el perro, por tanto, en pleno 2016 no nos podemos permitir el lujo de ser una compañía que reporte al exterior una información financiera plagada de sesgos o errores, pues así será como al final terminarán viéndonos desde el exterior, como una compañía caótica que no traslada adecuadamente su imagen fiel.

Seamos en definitiva sensatos y demos cumplimiento a la normativa vigente, pues quien transmite claridad y veracidad, en mi opinión, recibe confianza.

Recibid un cordial saludo,

 

Pascual López Villén

Economista.-

Twitter: @eco12_

Facebook: https://www.facebook.com/pascual.lopezvillen

Sin comentarios | Leído 117 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*